Buenas noticias: salud mejorada en El Salvador

Iniciemos el año 2017 con algunas buenas noticias. Te presentaré a mi amiga Graciela. La historia de Graciela nos muestra que la vida está mejorando en la mayoría de los países en desarrollo, que la ayuda externa funciona, y que la mayoría de la gente en los países pobres están más saludables ahora de lo que solían estar. Ellos están tomando control sobre sus vidas.

img_3049

Graciela, en campaña de vacunacion

Desde 1991 a 1994 viví en una villa rural en El Salvador con mi esposa Catalina. Avelares fue una de las villas que visité varias veces, tratando de apoyar el servicio de atención primaria de salud en un lugar muy pobre. Es una pequeña comunidad en lo alto de los cerros, y en 1991 el territorio estaba controlado por la guerrilla del FMLN. La gente local estuvo tratando de proveer un sistema de educación y salud muy rudimentaria, con jóvenes voluntarios de cada comunidad. En esa época en Avelares, Graciela trabajaba como voluntaria en atención primaria de salud. Ella solo recibió unas pocas semanas de capacitación y algunas medicinas otorgadas por la diócesis católica y una excelente organización no gubernamental (ONG) llamada Concern America.

En noviembre de 2016, Catalina y yo visitamos las comunidades nuevamente y estuvimos encantados de encontrar a Graciela, quien todavía ofrece cuidados de salud en Avelares y en tres villas de los alrededores. Después de veinticinco años ella se ve un poquito más vieja—pero para decir verdad, ¡nosotros también! Ella aún vive en la misma casa y trabaja en la misma clínica de un solo cuarto hecha de bloques de adobe. Pero lo que ha cambiado significativamente son los indicadores de salud. Graciela nos contó con gran orgullo que ningún niño ha muerto en su comunidad en los últimos once años. Estuvimos muy asombrados.

img_3055

Graciela en su puesto de salud

En los años 90 en El Salvador la taza de mortalidad infantil fue 60 muertos por 1000 nacidos vivos. Hoy ha caído a 16. Pero en áreas rurales los muertos de infantes era aun mas común. Catalina y yo vimos, probablemente, un muerto en la comunidad cada dos meses. Hubo poco cuidado prenatal, mucha desnutricion y mal acceso al hospital, debido a la guerra y la pesima condicion de la carretera. Todos nos bebes nacieron en la casa, sin electricidad, y con solamente una partera tradicional para ayudar al parto. Como una estimación aproximada, yo diria que un niño en diez murio antes de la edad de cinco años en las comunidades de Avelares. La taza de mortalidad maternal tambien fue muy alta en la década de los 90.

adan-with-his-deceased-twins

Nuestro vecino, Adan en 1993. Sus gemelos nacieron en la casa, pero murieron adentro de 24 horas. Reina, la mama, no tuvo ningun apoyo profesional.

El mes pasado, Graciela nos explicó con orgullo sobre las mejoras hechas ahora por el Ministerio de Salud. Nos explicó — Ahora todos los niños nacen en el hospital. Es mi trabajo dar asesoría prenatal, tomar el peso y medidas de salud. Pero dos semanas antes de la fecha prevista para el parto, se lleva a la parturienta al pueblo en las tierras bajas, para esperar en la “Casa Materna”.  Para mi asombro, aprendí que en los últimos doce años solo un niño había nacido en la villa. — Esa vez no pude encontrar transporte oportunamente, explicó ella.

Habiendo sido apoyada anteriormente por la iglesia y ONGs, hoy en día Graciela está empleada por el Ministerio de Salud bajo el sistema de Atención Primaria en Salud (APS). Esto ha sido una iniciativa muy positiva por parte del Estado para retener la experiencia rural de los promotores de salud. En algunos departamentos, los ex-promotores de salud constituyen la mayoría de la fuerza de trabajo pagada en salud comunitaria. Uno de los viejos colegas de Graciela, Dagoberto Menjívar, es ahora médico y administrador. Sin embargo, comenzó como promotor de salud con quince días de formación en el “Curso Básico”. Una verdadera historia de éxito.

img_3062

El centro de salud en Avelares (a la izquierda de este edificio)

Graciela nos dijo que el Ministerio es muy exigente. Ella tiene que visitar cada hogar en sus comunidades según un cronograma y llevar a cabo una serie de controles y vacunas en cada casa. – Una vez la madre ha regresado a la villa después de dar a luz, tengo que visitar el hogar cada día por la primera semana, luego una vez por semana por un mes, luego cada quince días, etc. Si un niño muriera en mi área de trabajo, yo podría ser llevada ante un tribunal y poder ser detenida como responsable. Si un niño muere de una enfermedad prevenible en la infancia, yo podría ir a la cárcel.

img_2859

Todos los bebes hoy nacen el un hospital

No solo se ha reducido rápidamente la tasa de muerte de bebés y madres en los últimos 25 años. En El Salvador y casi en todos los países latinoamericanos, ha habido progreso constante en la esperanza de vida y en otros indicadores de salud. Ya más seguros que sus hijos tendrán una vida saludable, las familias han estado tomando más control sobre su fertilidad. Cuando vivíamos en la región, la mayoría de las parejas tenían 6, 8 o incluso más hijos. Conocimos a una vecina quien nos dijo tristemente que ella había dado a luz a 18 niños “pero solo cinco están vivos ahora”. En 1990, únicamente la mitad de las mujeres a nivel nacional usaban la planificación familiar y en nuestra área rural el porcentaje fue pequeñísimo. Hoy en día en El Salvador cerca del 75% de las mujeres en edad fértil usan algún método anticonceptivo. Graciela explica los beneficios de hasta seis métodos y puede entregar la mayoría de ellos por sí misma.

En 1990, en nuestra zona, calculo que las mujeres locales tuvieron un promedio de seis partos. A nivel nacional en El Salvador tuvieron un promedio de 3.8 partos. Ahora la cifra ha caído a un poco menos que dos. Esto es un buen presagio para la futura salud de la familia. Desde que asumió el poder el FMLN por la vez en 2009, los servicios de salud materno-infantil bajo el sistema estatal son gratuitos, lo que fomenta su uso, especialmente en las zonas rurales. Los países donantes en las décadas de los noventa y los 2000 que apoyaron a El Salvador pueden sentirse orgullosos de este progreso.

img_3064

El paisaje alrededor de Avelares. Graciela camina por todas las casas en sus campañas de vaccinacion

Hay muchos problemas en El Salvador todavía, como la violencia las pandillas, y estos problemas reciben atención en los medios de comunicación mundialmente. Pero el país es una democracia (y el actual Presidente es un ex-guerrillero del FMLN). Países como el Reino Unido, y donantes como Estados Unidos y el Banco Mundial apoyaron a El Salvador para recuperarse de la guerra civil y construir capacidad en el sistema de salud. Ahora El Salvador cuenta con un servicio de atención primaria en salud activo y efectivo, con personal local como Graciela y Dagoberto, que conocen sus comunidades. Me complace mucho saber esto. Detrás de los titulares en los periódicos, los indicadores de salud en América Latina están mejorando constantemente.

Traduccion: Con agradecimiento a Fidel Campos.

Sea bienvenida escribir sus comentarios sobre este blogpost o en español o en Ingles

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s